Reproducción Humana

PROCESOS DE LA REPRODUCCIÓN HUMANA:

La unión sexual es el resultado del impulso sexual. Este es uno de los impulsos más fuertes en todas las especies animales, incluidos los seres humanos.

La unión sexual entre una mujer y un hombre sólo es completa cuando se cumple tanto física como emocionalmente, y por ello es conocida muchas veces como hacer el amor, es decir, unirse íntimamente como consecuencia de ese amor compartido. Este acto, también llamado coito o cópula y que consiste en la introducción del pene en la vagina, culmina cuando se produce el orgasmo.

Para llevar a cabo la reproducción, poseemos los órganos sexuales, que en el hombre y la mujer son diferentes porque cada uno tiene una función distinta.

 

DESARROLLO SEXUAL FEMENINO:

Las niñas en general comienzan su pubertad dos años antes que los varones. La mayoría alcanza su estatura máxima a los 16 años, mientras los varones crecen hasta los 18.

Cuando la pubertad comienza en las niñas sus pechos comienzan a crecer y los pezones se proyectan hacia adelante. El contorno del área pélvica se comienza a redondear. Los huesos de la pelvis se ensanchan y crecen formaciones de grasas en las caderas. Los tejidos de la vagina también crecen y se engruesan. Alrededor de los 13 años aparece un vello suave en el área púbica y en las axilas. Gradualmente el vello púbico se engruesa y obscurece. Cuando todas estas características están presentes aparece la menarquia.

La menstruación es la pérdida mensual de sangre y otros desechos del útero cuando no se produce la fertilización. Sin embargo, la ovulación no comienza sino hasta un año más tarde. Hay una considerable variación en la edad en la cual estos cambios aparecen debido a diferencias individuales en la salud general, el desarrollo, la nutrición, la madurez y la herencia genética.

A medida que la adolescencia progresa, continúa el crecimiento genital. El monte púbico se vuelve prominente y los labios mayores se desarrollan cubriendo el resto de los genitales, usualmente visibles en la infancia. Los labios menores también crecen y las glándulas de Bartholin ubicadas a cada lado de la vagina son capaces de secretar fluido durante la fase de excitación sexual.

En este período el clítoris desarrolla su sistema de vasos sanguíneos y la vagina toma un color rojo profundo. La pared de la vagina se vuelve más gruesa, manteniéndose así hasta la menopausia.

El útero alcanza su máximo desarrollo cuando dobla su tamaño durante la adolescencia.  

DESARROLLO SEXUAL MASCULINO:

Aunque existe una gran variación en el crecimiento de los varones, en promedio los primeros cambios se observan alrededor de los 12 o 13 años. Alrededor de los once años aparecen las características precursoras de la adolescencia. Debido a estimulación sexual o no sexual la erección del pene ocurre espontáneamente. El pene y el escroto comienzan a crecer alrededor de los 12 años y las erecciones son más frecuentes, aunque la eyaculación o expulsión de semen es posterior.

Entre los 13 y los 14 años se produce la aparición de vello púbico y la eyaculación con la secreción de esperma. Aparece luego el vello axilar y facial, seguido por el vello púbico. Durante este período aparecen las emisiones nocturnas. Finalmente, el tono de voz cambia entre los 14 y 15 años.