Caracteres Sexuales

 

        Los cambios que ocurren en hombres y mujeres, a partir de la pubertad, se llaman características sexuales. Las modificaciones corporales externas se clasifican en caracteres sexuales primarios y secundarios.

        El carácter sexual primario es la formación de células sexuales, es decir, de óvulos y de espermatozoides.

        Es, por lo tanto, en esta etapa de la vida cuando comienza la secreción de espermios y óvulos. Se puede decir entonces que la evidencia de la maduración de las características sexuales primarias en la especie humana es la producción de gametos.

        También constituyen caracteres sexuales primarios los órganos donde se producen los gametos, es decir, ovarios y testículos.

        En cambio, el conjunto de rasgos de orden físico que distingue al hombre de la mujer, se conocen como caracteres sexuales secundarios.

        La aparición de los caracteres sexuales secundarios diferencia definitivamente al hombre de la mujer. Los principales rasgos o caracteres diferenciales son:

 

CARACTERES

HOMBRE

MUJER

1. Crecimiento del pelo

Aumento del vello en la cara y en las axilas. El pelo de la cabeza se ralea y se producen las típicas entradas .

No hay pelo en el rostro.
2. Voz Desarrollo de voz profunda, de tono grave. Desarrollo de voz de tono agudo.
3. Glándulas mamarias No hay desarrollo de las mamas. Desarrollo de glándulas mamarias.
4. Conformación corporal. Mayor desarrollo del tórax, con hombros anchos y caderas de poco desarrollo. Mayor desarrollo del ancho de las caderas; tórax estrecho.
5. Estatura corporal

Mayor desarrollo esquelético y muscular. Más alto , fornido.

Menor desarrollo esquelético y muscular. Más pequeña y de talla redondeada, miembros más finos.

 

Los cambios que ocurren en la adolescencia no se refieren sólo a las características sexuales secundarias. Los órganos sexuales, también se desarrollan y crecen al mismo tiempo.

        Así como existen cambios morfológicos y fisiológicos en la adolescencia relacionados con la madurez sexual, también se presentan cambios psicológicos en las actitudes y el comportamiento.

            El cambio más notorio que se produce, es que los jóvenes de sexo diferente comienzan a interesarse unos en otros. Muestran una mayor atracción. La existencia de esta complementación permite el tener intereses compartidos, valores e ideales comunes, y en un respeto mutuo.